ALFOMBRAS HISPANIA
Well made in Spain since 1929

Radiografía de una alfombra: distingue una alfombra de calidad

Hoy te vamos a enseñar qué hay más allá de lo que se ve a primera vista en una alfombra. Vamos a hacerle una radiografía completa a una alfombra, que no solo te permitirá saber más sino apreciar los detalles que marcan la calidad de una alfombra frente a otra inferior.

 

El backing de la alfombra

La alfombra puede tener un diseño espectacular y llamarnos mucho su atención, pero la parte visible digamos que no es más que la punta del iceberg.

Si queremos comprobar la calidad de nuestra alfombra por nosotros mismos, una de las mejores cosas que podemos hacer es ver que hay en su reverso, es decir, en el backing de la alfombra.

Atrévete y dale la vuelta a tu alfombra para ver qué hay, y no nos referimos a la suciedad o el polvo…

El entramado del yute y el algodón (materiales 100% naturales) ha de ser limpio y firme, pues junto con el apresto (proceso dentro del acabado de la alfombra) harán que la alfombra tenga un aspecto recio y se adhiera perfectamente al suelo.

Un síntoma de baja calidad puede ser que la alfombra se desplace con facilidad cuando la pisemos. Especialmente si no es de pequeño tamaño. ¿Has probado ya con la tuya?

Alfombra girada, viéndose su parte inferior.

La altura de la alfombra

La altura es también un aspecto a tener en cuenta, especialmente en las alfombras de lana.

No es lo mismo que tengamos una alfombra de pocos milímetros de altura que una de unos 15 mílimetros por ejemplo.

Las primeras son más aconsejables en épocas estivales y calorusas, por su ligereza, y se recomienda siempre utilizarlas poniendo un antideslizante.

Exceptuando estas alfombras específicas para el calor, lo habitual es que las alfombras de lana de buena calidad ronden los 13-15 mm de altura.

Por supuesto, aségurate de que la lana de la alfombra sea virgen, que tenga un 100% pureza y no contenga otros tejidos que empeoren la misma.

Imagen de una alfombra enrollada, para ver la altura de la misma

La densidad de los puntos

Seguimos mirando las partes ocultas de la alfombra y vamos ahora con los puntos. ¿Sabías que podemos medir su densidad? Atención.

Si cogemos un metro podremos ver cuántos puntos hay por cada 10 cm, y así podremos determinar la densidad de la alfombra.

Si esto te parece un poco complejo de hacer, separa con los dedos las hebras de la lana, y podrás ver si esta es densa, o ligera.

Cuanto más lana lleve la alfombra, esta será de mejor calidad.

Alfombra abstracta color mostaza, en primer plano, apreciándose la densidad de los puntos

Con estos tres tips seguramente ahora conoce mejor tu alfombra, o dispones de más información para que tu compra sea acertada. ¿Te apetece echar un vistazo a nuestro catálogo online?

 


Nueva colección de alfombras

by Alfombras Hispania


 

Y no olvidemos la limpieza

Recuerda: una gran alfombra, nunca se va a poder lavar en una lavadora. Muchos de vosotros nos preguntáis sobre la limpieza de las alfombras y si se pueden mojar.

Desde Alfombras Hispania siempre os decimos que las alfombras pueden estar en perfectas condiciones con un barrido con aspiradora suave y de vez en cuando, si es necesario por presentar manchas o excesiva suciedad, la mejor opción es pasarlas por la tintorería.

Imagen de limpieza de una alfombra

Ya sabéis que casi todo en esta vida tiene parte oculta, pero a partir de ahora, con esta radiografía de la alfombra que te hemos msotrado, ¡las alfombras ya no!

 

Limpieza de alfombras

Limpieza de alfombras, mantenimiento y pelusillas.

Cuando usted adquiere una alfombra de lana, ha de tener en cuenta, que durante los primeros días sueltan una pelusilla; por lo que aconsejamos aspirarla cada dos días, hasta su desaparición.  Esta pelusilla en ningún momento le está quitando calidad o peso a la alfombra. Es un proceso natural, por el corte del hilo o hebra y hace que las fibras sueltas no se adhieran a la base.

 

Una vez pasado esta primera fase, lo correcto para un buen mantenimiento sería pasar la aspiradora, un par de veces a la semana, dependiendo del uso y pisada a la que esté expuesta.

No habría ningún problema en que se aspirara a diario.

 

Recomendamos, una vez al año, llevarlas a un centro especializado en tratamiento de alfombras, y que puede ser una tintorería,  con el fín de airearlas,  evitar que la lana se apelmace y alargar la vida de la alfombra.

La calidad de la tintada de nuestras Alfombras, hace que los colores estén siempre vivos, y no destiñan.

 

Manchas en general

Si nos cae cualquier producto en una alfombra, aceite, vino, café, té, comida de bebé, leche o zumos de frutas  lo primero que debemos hacer es evitar que se expanda la mancha, bien con una bayeta, paño de cocina o papel absorbente.  Simplemente con agua, sería suficiente para tratar la mancha. Sólo presione sobre la mancha y nunca frote. Repetir este proceso hasta que la mancha desaparezca.

 

En el caso de una mancha complicada (pintura, esmalte, pegamento, etc.) aconsejamos no tocar la mancha y llevarla a un profesional.

No merece la pena estropear una buena Alfombra.

 

Nuestras Alfombras, no tenemos que guardarlas en verano, puesto que van a formar parte de nuestro hogar. están hechas para durar casi toda una vida.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.